Poema de Pushkin: El Prisionero

EL PRISIONERO

En húmeda cárcel estoy prisionero,

y un triste aguilucho,

mi fiel compañero que crece cautivo,

en trémulo intento,

devora en sus garras un trozo sangriento.

Lo pica y desecha;

mis barrotes mira:

una misma idea nos une e inspira.

Y con su mirada y su áspera voz

“¡Hermano –me dice– volemos los dos!

Aves libres somos;

hora es de partir.

Allá,tras las nubes verás refulgir

las cumbres nevadas,las olas del mar…

¡Allá con los vientos reino yo sin par!”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s