KARELIA O CARELIA

INFO SOBRE CARELIA

LA REPÚBLICA DE CARELIA

ITSMO DE CARELIA

En la cocina, Tatiana guardó todo lo que había comprado. Mientras
llevaba los cajones, aprovechaba para mirar a Alexandr cada vez
que pasaba por delante de la puerta de la habitación. Carelia, los finlandeses
y sus fronteras, los tanques, la superioridad de armamento,
los traicioneros marjales donde era tan difícil avanzar, la guerra contra
Finlandia de 1940…

Krasenko continuó con su discurso. Los fortificaciones al norte de
Leningrado, a lo largo de la antigua frontera con Finlandia, volverían
al servicio activo. El Ejército Rojo sospechaba que los finlandeses
aprovecharían para recuperar Carelia. Tatiana se animó. Carelia, Finlandia.
Alexandr los había mencionado ayer. Alexandr… Taüana se
desanimó.

kareliapic

Para prevenirse de la amenaza de los finlandeses, todos los esfuerzos
se habían concentrado en el norte de Leningrado: habían
minado los campos, construido trampas antitanques y colocado barreras
de cemento. La frontera finlandesa-rusa en el sur de Carelia
era la zona mejor defendida de la Unión Soviética y la más tranquila.
Dimitri debía estar feliz, pensó Alexandr. Sin embargo, el
arrollador avance de las tropas de Hitler por el sur de Leningrado
había cogido por sorpresa al Ejército Rojo. Se habían lanzado a
construir una línea defensiva de ciento veinticinco kilómetros a lo
largo del río Luga, desde el lago limen hasta Narva. Había unas cuantas
trincheras, algunas piezas de artillería, un puñado de trampas
antitanques, pero eran como gotas en el mar. El alto mando de Leningrado,
consciente de que había que hacer algo y hacerlo inmediatamente,
ordenó el traslado de las defensas de cemento desde Carelia
al Luga.

—¿Qué te puedo decir de Dimitri? —Alexandr sacudió la cabeza-.
Cuando me enviaron a Schiisselburg a mediados de septiembre, le
dije que me acompañara, que se uniera a mi compañía. Se negó. Dijoque allí no estábamos bien protegidos. De acuerdo, le respondí. Después
me ofrecí voluntario para ir a Carelia con un batallón y apartar
un poco a los finlandeses. —Hizo una pausa—. Para que los camiones
que transportan la comida desde el Ladoga a Leningrado tuvieran el
camino despejado. Los finlandeses estaban demasiado cerca. Las escaramuzas
entre ellos y los guardias de frontera del NKVD acababan
siempre con la muerte de algún pobre camionero que sólo intentaba
traer comida a la ciudad. Le dije a Dimitri que viniera conmigo. Sí,
era peligroso, era atacar territorio enemigo, pero si teníamos éxito…

El capitán permaneció mudo durante unos minutos. Tatiana esperó.
Soplaba una suave brisa que levantaba las cortinas, pero el aire
era caliente. El cuerpo de Alexandr chorreaba sudor. Lo mismo le
pasaba a Tatiana. Necesitaban con urgencia sumergirse en el agua
fresca del Kama. Pero Tatiana no estaba dispuesta a abandonar la cama
hasta no conocer la historia de lo ocurrido en Carelia. Alexandr se
encogió de hombros.

kareliapic1

 Alexandr asentía con una sonrisa y tallaba figuras de madera.
Tatiana iba y le susurraba: «Shura, ¿sabías que Estocolmo está
construido todo de granito, como Leningrado? ¿Sabías que nuestro
propio Pedro el Grande arrebató a los suecos la tan disputada península
de Carelia en 1725? Es una ironía, ¿no te parece? Ya entonces,
estábamos peleando por la tierra que ahora nos convertirá en personas
libres. Cuando lleguemos a Estocolmo, será primavera, y al parecer
en el puerto hay un mercado por las mañanas donde venden frutas,
verduras, pescado, y sabes qué más, Shura, jamón ahumado, y algo
llamado beicon. Me lo dijo el doctor Sayers. ¿Alguna vez has comido
beicon? Shura, ¿me estás escuchando?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s